Del fuego nace y muere, de sus cenizas reencarna y con sus ideas llena el alma

viernes, 7 de noviembre de 2008

Sin Retorno


Lejanamente quedaron aquellos días dónde todo era tan posible, esos períodos en los cuales mi mente y alma estaban tranquilas y en paz… cuando eso que inocentemente escudriñaba (aún sin saber que era) estaba lejos de ser encontrado, y a su vez reservado de mi propio juicio. De cualquier forma, se cumplió el plazo, cosa que a todos nos pasa alguna vez, el momento de cambiar, abrir la mente, dejarse llevar…
Era una suerte de llave, o por lo menos así lo cité yo, para darle una representación metafórica a ese clic que mi espíritu decidió hacer tan repentinamente, cosa que me dejó pasmada. A pesar de que era joven, recelada y centrada… el momento del cambio me apresó de una forma en la cual, reaccioné simplemente quedándome helada y sin la oportunidad de reaccionar, o por lo menos de hacerlo cómo hubiera deseado.
La llave había comenzado a dar indicios de su locación, y si bien yo no tenía ganas de hallarla, era cuestión de aceptar lo que me estaba sucediendo. Cuando la localicé, un nuevo mundo se abrió ante mis ojos, no solo de efectos sensitivos, sino de algo mucho más recóndito y espiritual. La llave de mi corazón había abierto un nuevo cosmos para mi, hacía muy poco miraba con ojos incrédulos a esos tontos llamados “enamorados”, verlos siquiera me resultaba extremadamente irrisible y sentimentaloide, pero luego me dolió darme cuenta que había sido una tonta mas… una enamorada quizá…
Mi corazón se había sincerado frente a mis ojos en un momento poco esperado, pero en ése lapso ni sospechaba que me aguardaba un dolor intenso, una decepción que no había sentido antes y un ardor en el espíritu representando un sentimiento de desarraigo que había provocado la indiferencia y apatía de aquél otro; ese que muy acongojadamente debería llamar un “amor”… no obstante comprendí que no lo había sido. Sin embargo queda tanto de mi vida por recorrer, que esto no es nada.

En mi desesperación, arranqué esa maldita llave y rápidamente cerré esa “cajita” que me recordaba infatigablemente esos sentimientos puros, nobles e ingenuos y me obligue a amontonarlos, como si ese cofre contuviera las mas horribles e insignificantes sensaciones, cosa que a cualquiera (no sólo yo) debería borrar de la memoria, para que nadie en la vida pueda hacerme algún daño de nuevo; las pretendía alejar de mi persona, de mi consciente, de mi vida diaria y de todo mi ser. Intenté archivarlas en el cofre, meter a éste en un placard desocupado de la habitación a la que nunca entro, en una casa que no existe, en ese rinconcito de mí al que menos recurro y si es posible, al que no suelo recordar, pero nunca olvidaré origen de mi futura frialdad o insensibilidad, jamás volvería a creer en alguien, porque opté (tal vez erróneamente) resguardarme de sufrir, y por eso, no arriesgar a perder, esos pocos, pero dolorosos días dejaron una huella en mi, que para siempre voy a considerar para mi, tanto imborrable como imperdonable.


sin ganas de hacer o deshacer...

lunes, 20 de octubre de 2008

Hacia el Mar


Ahora que estoy en un mejor lugar, más centrada y con los pies en un lugar que no es la tierra, confirmo tristemente que mi decisión final fue la más adecuada.
Ésta disposición había sido tomada con gran anterioridad a los hechos… las cosas bien deliberadas… dejaría algo para ser recordada, pero no por mi triste final, sino por mi firmeza y autenticidad. No quería (ni quiero) ser conmemorada por lo que quedaba de mi en esos últimos momentos (debido a que era muy poco). No había otra solución, ni en ese entonces, ni tampoco ahora la hay, ni para mí, ni para los demás; porque mi caso no es aislado, demasiadas personas sufren de éste deplorable mal.
Todo pasaba endeblemente, al mismo tiempo que recordaba, sin intención, los últimos meses vividos. El doctor, la familia, la sentencia irrevocable. Todo estaba dicho, desde hacía mucho no había nada que hacer, pero uno siempre conserva algo de esperanza, algo de anhelo por lo que fue… pero que lamentablemente nunca vuelve a ser...
A partir del veredicto final que lo considero, pero nunca pensé que sería tan fácil… me imaginé un abismo mucho mayor al que experimenté… al que aún sigo sintiendo a pesar de todo el tiempo transcurrido.
Recuerdo, como entre nubes, como si fuera una alucinación, cuando mis pies me llevaban de forma paulatina donde ellos entendían que les correspondía, obviamente sin considerarlo de la forma que yo lo hice; se dice que cuando uno sabe lo que tiene que hacer, el cuerpo actúa por inercia, seguramente, mi cuerpo lo había hecho antes; pero nunca le había puesto atención en realidad… para mi, todo se fue dando de forma automática, inconsciente, mecánica, maquinal; el pronunciamiento estaba por cumplirse, y yo ya no aguantaba mas… no sabía donde, cuando, ni como… pero sabía que iba a suceder pronto… nunca había sido ansiosa, pero esto iba mas allá de la ansiedad… llegaba al límite, a ,mí límite, pasando por el miedo, la angustia y la desazón.
Sólo quería saber que dejé algo, que alguien, por lo menos una persona, que no fuera de mis allegados directos, me entendiera; que cualquiera que no me conociera tan bien, me comprendiera. Sabía (y sigo sabiendo) que fue difícil, y ahí es donde se complica la cosa, porque es una decisión ardua, pero para mi, luego de determinarlo, fue demasiado fácil… sabía en ese entonces (y sigo considerando lo mismo) que era lo mejor para todos.
Recuerdo que en un momento me detuve… pero no era por miedo, ni por ganas de volver atrás… comprendía que no volvería atrás… sabía que todo estaba mas que decidido, que mi final estaba cerca, que ya no volvería a tierra firme, que no retrocedería ver a los míos, pero algo de eso también aliviaba mi dolor, dolencia que me trajo hasta aquí, que no me permitía regresar, que causaba mi final inmediato.
Miré hacia abajo buscando mis pies. Era obvio que no los iba a ver, pero uno a veces tiene esas reacciones sin sentido, así que comencé a caminar de nuevo. Cuando me di cuenta que solo quedaban segundos, parte de mi pena se desvaneció, al mismo tiempo que mi tortura comenzaba a cobrar un nuevo sentido y mi mente se despejaba lentamente. Mi último pensamiento resultó ser “Espero que recuerden a Alfonsina por lo que fue”.

Con Muchísimo cariño, Nati

sábado, 18 de octubre de 2008

Manchas del alma




Miré el suelo y ahí estaba, no tan reciente… pero igual no se iba a ir tan rápido como yo necesitaba, como el recuerdo de aquél que amé y tanto me lastimó, se borra de a poquito… cada vez duele un poco menos, y en éste caso, se va destiñendo hasta que se termina de borrar, o por lo menos, queda simplemente una desdichada marca que se puede ignorar más fácilmente…

Eché un vistazo al asfalto de la recepción de casa, así me di cuenta que la relación, había sido casi igual… sólo una marca grasienta que ensuciaba el pavimento de mi corazón… ¡era tiempo de limpiar toda superficie y terminar con el tema!…parecía que sólo eso había quedado marcado de verdad… o sólo eso había sido verdadero… esa mancha sucia, grasosa y deshonesta que (Gracias a Dios) se iría borrando poco a poco.



Nati

jueves, 16 de octubre de 2008

¿Sentimiento?

Así es como me quieres, ¿verdad?, Ingenua, tonta, completamente entregada.

Así es como parecía ser, mansa, tibia y tarada.

Pero por qué ser sólo para vos una pequeña y delgada capa de un cierto efecto, por qué no ser una verdad.

El sentimiento se siente (ésta debe ser la raíz de su nombre), tiene un principio y muchas veces un final, puede ser que a penas lo podemos sentir o que es profundo y punzante, no siempre tiene un por qué en nuestras mentes, aunque puede suceder que no podemos descifrarlo, ni escucharlo o no lo dejemos salir; pero es verdadero, es puro, as veces esa pasión llamada amor, o su antítesis, aquel nombrado rencor, pero es real, corpóreo dentro de nosotros.

El problema se da cuando en realidad, no hay tal sentimiento, sino un reflejo del mismo, o por necesidad creado o por aburrimiento inventado. Y el dilema mayor es saber ¿cuándo es un reflejo? ¿Cuándo es un sentimiento?, pues si tu mente es sincera, noble y profunda supongo que se descifra más fácilmente… pero si no lo es…. Si es simple, pequeña y autosuficiente, tal vez, sólo tal vez, sea que no llegues a saberlo.


Vuelvo a repetir lo que dije para otra "reflexión": lo escribí en cinco minutos y puede tener faltas ortográficas y gramaticales, pero ser impulsiva en éstas pequeñas cosas tal vez me haga bastante bien... salió del corazón....(espero que no sea un corazón muy burro)



Escrito con rojo Sangre.


Natalia*

miércoles, 15 de octubre de 2008



Tú me quieres alba,
Me quieres de espumas,
Me quieres de nácar.
Que sea azucena
Sobre todas, casta.
De perfume tenue.
Corola cerrada

Ni un rayo de luna
Filtrado me haya.
Ni una margarita
Se diga mi hermana.
Tú me quieres nívea,
Tú me quieres blanca,
Tú me quieres alba.

Tú que hubiste todas
Las copas a mano,
De frutos y mieles
Los labios morados.
Tú que en el banquete
Cubierto de pámpanos
Dejaste las carnes
Festejando a Baco.
Tú que en los jardines
Negros del Engaño
Vestido de rojo
Corriste al Estrago.

Tú que el esqueleto
Conservas intacto
No sé todavía
Por cuáles milagros,
Me pretendes blanca
(Dios te lo perdone),
Me pretendes casta
(Dios te lo perdone),
¡Me pretendes alba!

Huye hacia los bosques,
Vete a la montaña;
Límpiate la boca;
Vive en las cabañas;
Toca con las manos
La tierra mojada;
Alimenta el cuerpo
Con raíz amarga;
Bebe de las rocas;
Duerme sobre escarcha;
Renueva tejidos
Con salitre y agua;
Habla con los pájaros
Y lévate al alba.
Y cuando las carnes
Te sean tornadas,
Y cuando hayas puesto
En ellas el alma
Que por las alcobas
Se quedó enredada,
Entonces, buen hombre,
Preténdeme blanca,
Preténdeme nívea,
Preténdeme casta.


Para Fersita

lunes, 13 de octubre de 2008


Calamaro, Cafetín de Buenos Aries




De chiquilín te miraba de afuera
como a esas cosas que nunca se alcanzan...
La ñata contra el vidrio

en un azul de frío,

que solo fue después viviendo igual al mío...
Como una escuela de todas las cosas,
ya de muchacho me diste entre asombros

el cigarrillo,

la fe en mis sueños
y una esperanza de amor...

¿Cómo olvidarte en esta queja,

cafetín de Buenos Aires,

si sos lo único en la vida

que se pareció a mi vieja?

En tu mezcla milagrosa
de sabihondos y suicidas,
yo aprendí filosofía,
dados, timba
y la poesía cruel
de no pensar más en mí...

Me diste en oro un puñado de amigos,

que son los mismos que alientan mis horas:

José, el de la quimera;

Marcial, que aún cree y espera;

y el flaco Abel, que se nos fue,

pero aún me guía...
Sobre tus mesas que nunca preguntan

lloré una tarde el primer desengaño;
nací a las penas,
bebí mis años

y me entregué sin luchar...




Todos tenemos una que nos mata, que nos duele, pero hay que seguir adelante.

Tengo una herida mortal, pero, cuando se pase se que voy a resucitar.

Olvidalo, alguien que no te quiso
olvidalo, alguien que no te valoró
olvídalo, alguien que no te respetó,
olvídalo...
mejor olvídalo,
la deshazón ya está, lo peor ya pasó,
ahora queda superarlo


Dale tiempo al tiempo, eso es lo más sano.


*

sábado, 11 de octubre de 2008

tecnology is killing them


Un alma chiquitita se quiso escapar

Lo que es un hombre pequeño no tiene comparación con lo que es el mundo. Si miramos a éste en particular, podemos observar que en verdad, es sólo eso: pequeño, nada más. Un hombrecito. Sin importar alrededor, sin que le interese lo inteligible de la vida, sin querer crecer, pero en su mente, sin querer vivir de verdad.

No importa, si está la tele, la playstation y la computadora, todo bien. Si se le corta la luz, está la cama, no?




Forget it, lazy!




CLAAAAAAAAARO, AHORA YA ENTIENDO. a esos aparatos los apagamos y ya no oímos mas nada de ellos, y si se rompen, compramos otro o los sustituimos por otros... pero a los humanos no los podemos apagar, o si? que negación, por favor.



when I said "them" I ment "men" (obviously I hate them, right?)

lunes, 29 de septiembre de 2008




¿Es un Wingo?
Me pregunto de todo corazón cómo se llama ésta bestia...

lunes, 22 de septiembre de 2008

Estoy Aqui

Shakira


Ya sé que no vendrás todo lo que fué
El tiempo lo dejó atrás
Sé que no regresarás lo que nos pasó
No repetirá jamás

Mil años no me alcanzarán
Para borrarte y olvidar

Y ahora estoy aquí
Queriendo convertir los campos en ciudad
Mezclando el cielo con el mar
Sé que te dejé escapar, sé que te perdí
Y nada podrá ser igual

Mil años pueden alcanzar
(Mil años pueden alcanzar)
Para que puedas perdonar

CORO:
Estoy aquí queriéndote,
Ahogándome entre fotos y cuadernos
Entre cosas y recuerdos
Que no puedo comprender
Estoy enloqueciéndome
Cambiándome un pie por la cara mía
Esta noche por el día
Que nada le puedo yo hacer.

Las cartas que escribí, nunca las envié
No querrás saber de mí.
No puedo entender lo tonta que fuí
Es cuestión de tiempo y fe.

Mil años con otros mil más
Son suficientes para amar.

CORO (2 VECES):
Estoy aquí queriéndote,
Ahogándome entre fotos y cuadernos
Entre cosas y recuerdos
Que no puedo comprender
Estoy enloqueciéndome
Cambiándome un pie por la cara mía
Esta noche por el día, que...

Si aún piensas algo en mí,
Sabes que sigo esperándote!

CORO:
Estoy aquí queriéndote,
Ahogándome entre fotos y cuadernos
Entre cosas y recuerdos, que ...
Estoy enloqueciéndome
Cambiándome un pie por la cara mía
Esta noche por el día, que ...

jueves, 18 de septiembre de 2008

Nunca Mas

Nunca dejé que mi corazón se abra a nadie, porque jamás lo consideré necesario. Tampoco estuve enamorada de nadie, hasta hace unos meses, cuando conocí a una persona que pensé que podría cambiar mi vida o por lo menos mi pensamiento acerca de los hombres.
Claro que si, yo, que siempre en lo sentimental demostré menos que un cubito de hielo, me había enamorado. Pero gracias a Dios no fui una persona insensata que pensaba que era un amor para toda la vida, o que moriría sin él. Simplemente vivía los días y las semanas contenta por haber encontrado alguien que consideraba que valía la pena, si él valía la pena, algunos más también... ya que solía pensar que ningún ejemplar del sexo "menosculino" podría ser bueno.
Justamente, lo que desde el principio aclaré que era lo peor que me podrían hacer, bueno, eso, es lo que me hizo. No tuvo sentido nada de lo que sucede desde hace tiempo. Y yo, "cubito", me quedé simplemente descongelada... y expuesta a un mundo que nunca quise estar, porque nunca confié en ellos, y cuando lo hice así me fue.
Se que no todos son iguales, sino que uno es peor que el otro. Y seguro de los pocos que sean buenos y capaces de querer a alguien, o por lo menos a respetar sus sentimientos, no son los que he cruzado o los que cruzaré.
Lamentablemente no piensan, me niego a enamorarme otra vez, es antinatural, pero cuando pensaba de ésta manera, me iba muy bien. Estaba tranquila, nadie me molestaba ni me atacaba con su indiferencia. Como me pasó ésta vez, todo lo que creí que no sucedería, es lo que pasó. Y aprehendí que cuando alguien te decepciona, muchas veces a esa persona ni le interesa, ni da la cara, ¿por qué llorar por alguien que no lo merece? es inevitable.
No me permito nunca mas estar mal.
Ni tampoco considerar en mis planes futuros a esos seres vivos que no consideran los sentimientos de los demás: el hombre.



seguramente ésta reflexión posea alguna falta ortográfica y gramatical, sinceramente, no tengo tiempo y lo he escrito con el corazón... así que mil disculpas.



Natalia

lunes, 8 de septiembre de 2008

Despertar



Sencillamente había sido inteligible y dulce, maravilloso como un sueño, pero despertó sobresaltada y con sus sentidos asediados. Como una afable aventura duró; y lo que borrosamente obtuvo al vislumbrar de la cascada, era lo que estaba esperándola… las suaves aguas circularon por la eternidad entre las rocas, ella, siempre parada detrás de éstas, y nunca se arriesgó a seguir adelante. Luego se dio cuenta que, sin procurar ese pequeño paso, jamás sería nada y estaría estancada perpetuamente, era hora de demostrarse a si misma que había despertado, y eso solo requería un paso adelante.

Nunca lo olvidó. Ese día empezó a vivir.

jueves, 28 de agosto de 2008

Desilusión

Nunca escuche cumbia en mi vida, ni antigüa, ni nueva, pero cuando sali con mis amigas y escuché ésta canción me senti tan identificada, que no pude evitar leerla, sin importar el ritmo o la musica, resultó lamentablemente ser mi verdad...

(gilda- fuiste)
De repente una mañana cuando desperté,
Me dije todo es una mentira, fue mi culpa enamorarme de tu
Inmadurez, creyendo que por mi tu cambiarías,
No me queda ya mas tiempo para mendigar,
Migajas de tu estúpido cariño, yo me planto y digo basta,
Basta, para mi porque estoy desenamorada de ti.


sufirir de amor es una puñalada en el corazón

jueves, 7 de agosto de 2008

VIEJOS TIEMPOS

jueves, 24 de julio de 2008

marca tu camino

que te admiraba: lo sabía... lo que habías hecho: lo sabía...
que quería llegar a tener tu talante y fuerza de voluntad, lo supe hace poco... cuando leí lo que presagiaba ser un "destino" marcado por las miguitas que uno mismo tira...



gracias, Erne.

jueves, 17 de julio de 2008

Hombre



así siempre voy a verlos... de una forma u otra... es inevitable...

viernes, 4 de julio de 2008

LOS ADORO





lo saben

domingo, 15 de junio de 2008

LOS CHICOS



ANDRéS CALAMARO

Los Chicos

Si te toca ir arriba, antes que yo,
porque existe la vida eterna,
lleva de parte mía un cucumelo,
por si no llovía en el cielo,
y de parte de los 22,
se lo das al chico, cuartetero,
y dale un abrazo muy largo,
a mis amigos que se fueron primero
También lleva algunas canciones de nosotros,
Que van a causar gran posterioridad,
Supongo que habrá una ciudad entera
y me sirve de consuelo, si me esperas allá.
Muchos amigos se fueron antes que yo,
y me dejaron solo, por eso si el invierno hace frío,
también bajo al infierno un poco
supongo que nadie se va del todo,
espero que exista algún lugar,
donde los chicos escuchen mis canciones,
aunque no los escuche opinar.
Toma una lista de mis amigos ,
quiero convencerlos que vuelvan conmigo,
si no van a esperar mucho, y hace mucho
que los quiero ver.
Por eso si el invierno hace frío,
también bajo al infierno un poco, al infierno un poco.
Toma una lista de mis amigos ,
quiero convencerlos que vuelvan conmigo,
si no voy a esperar mucho, y hace mucho
que los quiero ver.


para toda la vida, amigos...

lunes, 2 de junio de 2008

Deber no es ser...

Esa cuerda debería estar mas fija… debería ser de hierro, no de hilo dental… debería… pero no lo es…

Como un mamífero recién nacido, buscaba al resto del grupo… escudriñaba la zona… sin saber que los cazadores estaban cerca… ajeno a los asuntos externos que pueden rodear mi corta existencia… no sabía que los cazadores eran el resto de mi familia… pero pronto lo averiguaría… dolía verlos simular… acercarse por obligación e incluso ir a cazar solos, con un individualismo increíble… pero los buenos tiempos vendrían… aunque yo sea delfín y mis amigos foca y pingüino, descubrí que éstos pueden ser mas familia que mi manada…
Me di la vuelta y me fui… total yo también me podría quedar fuera del agua…



domingo, 25 de mayo de 2008

un simple peón

Todos somos parte de ése rompecabezas... de ese juego de ajedrez que cada vez va copando una mente vacía... más y más hasta llegar al fondo... de esa torre que no se puede mover... el Rey quedó indefenso, es hora de atacar... la Reina se fue... el castillo desamparado.. y sólo hay un motivo... un movimiento, un simple peón que podría salvarlo, la cuestión es ¿habrá perdido en miedo? ¿podrá cumplir con su designio o será uno mas del montón?


solo el caminito que podrá ser transitado lo dirá... pero hay que esperar a que las huellas aparezcan en él... no vaya a ser que los pajaritos se coman las migajas.
EL PEÓN VA A ATACAR... a defender... cada uno con lo suyo...


te veo


Es que no hay nada que te haga pensar diferente... no hay nada que te haga sentir que estás en lo difuso... ¿te parece?... yo creo que si... Tal vez por ser lo mas normal, o por no sentirlo así... pero estas siempre mal... recapacitar te hizo bien... peor el bajón sigue, tal vez porque te guste... ¿nunca pensaste en el ápice de masoquismo que posee el ser humano?... ciertas cosas suelen pasar, no significa que nos gusten... ciertas cosas suelen hacernos sentir muy bien o muy mal.-.. no por eso sos vos la persona que las padece... no por eso sos vos la que las sufre... yo digo una cosa: podés elegir entre dos opciones... seguir lamentándote o reanudar tu plan... si todo tiene que importarte poco, adelante... total: la vida es corta, ¿no te parece?... mi di la vuelta... el espejo, siempre mi mejor amigo, me decía justo lo que necesitaba oír...

viernes, 9 de mayo de 2008

Haiku

Callan las cuerdas.
La música sabía

lo que yo siento





J. L. Borges

Un Regalo

1) Poner el enlace de la persona que nos eligió: flika

2) Anotar todo lo que estoy anotando.
3) Compartir 6 cosas no importantes y 6 cosas que nos gusten.
4) elegir seis personas al final.
5) avisar a estas personas dejando un comentario en sus blogs.

3)
Seis Cosas No Importantes:
1-Política de Noruega (¿?).
2-La histeria masificada.
3-Las Liquidaciones de ropa.
4-El Calor (ese no me gusta).
5-El Programa de Susana Giménes o Mirtha Legrand.
6-Periodismo Amarillista.

Seis cosas que Me Gustan:
1-El frío.
2-Mirar películas con gente querida.
3-Leer y cosechar mi imaginación.
4-Escribir de lo primero que venga a mi mente.
5-Salir con amigos (especialmente si hace mucho que no los veo).
6-Entrar a una librería.


Les paso el premio a: Fersita, Opinologa ¿Autorizada?, Novarz, Lucas,Emo, Esther.

miércoles, 30 de abril de 2008

El sueño

Ayer, extrañamente, soñé que mi mente podía ser artífice de mis propios sueños. Me di cuenta que era una mas de esa masa que pensaba que en realidad podría ser la creadora de los mismos. Noté que ese positivismo, podría entrar en mi mente, que tal vez lograría un cambio… con desesperación echar un vistazo dentro de mi misma, pero advertí que mi escepticismo nunca cambiaría, que no podría tener ni un pensamiento propio… somos como somos, pero lo nos hallamos por un motivo, y siempre lo vamos a ser… todo cambio tiene una causa y consecuencia, demostrarlo puede ser difícil, la modificación no es mental, solo actoral…

Duele no vivir entro de esa idea y pensar a partir de ella… tal vez podría ser mas feliz (aunque depende que signifique la felicidad para cada uno)… soy como soy, y lo principal es que por lo menos tengo una cosa segura: la certeza que nunca, pero jamás, sería una crédula mas, que en la vida llamaría casualidad a lo que ya se que es acto del destino.

martes, 22 de abril de 2008

Rayuela


Envuelto en humo Ronald largaba disco tras disco casi sin molestarse en averiguar las preferencias ajenas, y de cuando en cuando Babs se levantaba del suelo y se ponía también a hurgar en las pilas de viejos discos de 78, elegía cinco o seis y los dejaba sobre la mesa al alcance de Ronald que se echaba hacia adelante y acariciaba a Babs que se retorcía riendo y se sentaba en sus rodillas, apenas un momento porque Ronald quería estar tranquilo para escuchar Don’t play me cheap.
Satchmo cantaba Don’t you play me cheap
Because I look so meek
y Babs se retorcía en las rodillas de Ronald, excitada por la manera de cantar de Satchmo, el tema era lo bastante vulgar para permitirse libertades que Ronald no le hubiera consentido cuando Satchmo cantaba Yellow Dog Blues, y porque en el aliento que Ronald le estaba echando en la nuca había una mezcla de vodka y sauerkraut que titilaba espantosamente a Babs. Desde su altísimo punto de mira, en una especie de admirable pirámide de humo y música y vodka y sauerkraut y manos de Ronald permitiéndose excursiones y contramarchas, Babs condescendía a mirar hacia abajo por entre los párpados entornados y veía a Oliveira en el suelo, la espalda apoyada en la pared contra la piel esquimal, fumando y ya perdidamente borracho, con una cara sudamericana resentida y amarga donde la boca sonreía a veces entre pitada y pitada, los labios de Oliveira que Babs había deseado alguna vez (no ahora) se curvaban apenas mientras el resto de la cara estaba como lavado y ausente. Por más que le gustara el jazz Oliveira nunca entraría en el juego como Ronald, para él sería bueno o malo, hot o cool, blanco o negro, antiguo o moderno, Chicago o New Orleans, nunca el jazz, nunca eso que ahora eran Satchmo, Ronald y Babs, Baby don’t you play me cheap because I look so meek, y después la llamarada de la trompeta, el falo amarillo rompiendo el aire y gozando con avances y retrocesos y hacia el final tres notas ascendentes, hipnóticamente de oro puro, una perfecta pausa donde todo el swing del mundo palpitaba en un instante intolerable, y entonces la eyaculación de un sobreagudo resbalando y cayendo como un cohete en la noche sexual, la mano de Ronald acariciando el cuello de Babs y la crepitación de la púa mientras el disco seguía girando y el silencio que había en toda música verdadera se desarrimaba lentamente de las paredes, salía de debajo del diván, se despegaba como labios o capullos.



Julio Cortázar, Rayuela. 1963

domingo, 20 de abril de 2008

Gorila


Tal vez mi concepción de ellos se desformó un poco por vivir en ésta sociedad, aunque se que si pudiera elegir, no viviría en ninguna sociedad… aunque esto no es sano ni lógico: ¿Qué es sano o lógico en éstos días?...

Y pensé que el Gorila era el más grande de los primates vivos, un animalejo omnívoro que habita en los bosques de África… pero en realidad parece que el pueblo argentino tiene una definición más dogmática del gorila…


Gorila o no, todos estamos yendo a la mierda…CLARO! mierda eres y a la mierda vas… ¿podremos doblegar ese camino?, espero que si. No sería lindo que en cientos de años se nos considere eso, ¿no? ¿O ya nos consideran así? ¿Están tan equivocados?...

sábado, 19 de abril de 2008

Uno y el Universo

ANTEOJO ASTRONÓMICO.


Combinación de dos lentes que sirve para ver objetos lejanos y para refutar a Aristóteles

“El firmamento es eterno, inmutable y sin origen”, había decretado el sabio de Estagira. Galileo se limitó a dar tres conferencias ante mil personas sobre la estrella nueva aparecida en la constelación de la Serpiente. La disputa se exacerbó cuando empezó a escrutar el cielo con su anteojo y a encontrar cosas raras. Primero descubrió las fases de Venus, e hizo notar que ese hecho era la mejor prueba de la hipótesis copernicana. Luego descubrió los satélites de Júpiter, que si bien constituían otra prueba de esa hipótesis eran filosóficamente absurdos: según los aristotélicos un cuerpo en movimiento no podía ser centro de otro movimiento.

El matemático y astrónomo Clavius, de Roma, expresó con sobriedad su opinión sobre el descubrimiento: “Me río de los pretendidos acompañantes de Júpiter”. Otros peripatéticos, más conciliadores, afirmaron que quizá el instrumento mismo producía los satélites; Galileo ofreció diez mil escudos al que fabricara un anteojo tan astuto. La mayoría de los aristotélicos, sin embargo, se negó en redondo a mirar por el tubo, asegurando que no valía la pena buscar semejantes objetos celestes, ya que Aristóteles no los había mencionado en ninguno de sus volúmenes.

En una carta a Kepler decía Galileo: “Habrías reído estrepitosamente si hubieras oído las cosas que el primer filósofo de la facultad de Pisa dijo en mi contra delante del Gran Duque, y cómo se esforzaba, mediante la ayuda de la lógica y de conjuros mágicos, en discutir la existencia de las nuevas estrellas”.

Ernesto Sábato

Calma, estructuralistas

Hay un tipo de beato del estructuralismo que con gusto aboliría la historia, lo que me parece un poco exagerado, cuando advertimos cómo pasa todo, no sólo el Imperio Romano sino la propia moda del estructuralismo. Esa gente enarbola la sincronía como un garrote y al que sale con antigüedades como ésta, un golpe en la cabeza, mientras se profieren palabras como reaccionario, subdesarrollo y oscurantista.

Pero sí, hombre, ya lo sabemos, desde la época en que estudiábamos matemáticas, en la década del 30, mucho antes de que se nos viniera la moda desde París. ¿Cómo no íbamos a saber que "La pasión según San Mateo" o un gusano son estructuras? Tampoco ignorábamos que era una saludable reacción contra los atomistas, los positivistas y los fanáticos del historicismo. Pero se les fue la mano. Vean con la lengua: una realidad en perpetuo cambio, en la que, tarde o temprano -¡oh, diacronía de las ideas!- hay que aceptar el modesto pero demoledor hecho de la transformación de las estructuras, aunque sea como una sucesión de estados sincrónicos; tarde o temprano hay que admitir que en todo estado de una lengua está oscuramente la energía que conducirá a una nueva estructura.

Bueno, por favor, no es tan deshonroso. En suma, que el estructuralismo es válido hasta el momento en que deja de serlo.

Ensayos-Ernesto Sábato

jueves, 17 de abril de 2008

Corazón Celeste







Para Nico,

porque sos una estrellita más

en mi cielo a explorar…



Renacía algo en mi, me fui dando cuenta que me hacía bien, me llenaba, me alegraba… ¿sería lo que pensaba?

Como una flor que después del frío invierno y, al acercarse la primavera comienza a crecer, una nueva esperanza que se sumaba en mi mente; al igual que le surgir de una estrella en un impecable e impoluto cielo, porque, las estrellas mas duraderas, las que no son de fantasía, en realidad son muy pocas…o por lo menos en mi cielo lo son…


Una sonrisa, algunas palabras, un pequeño gesto… me reconforta…una expresión significaba un mensaje de paz para mi cuando mi mente se encontraba en guerra.

Esa fría mañana salí a andar en bici, solitario como solía… pero no me lo permitió, no tenía quien me acompañe hasta que lo vi, hasta que estuvo junto a mi, pedaleando largas distancias… tampoco era tal como mi sombra, pero nadie lo querría así. La emoción, las sonrisas, bromas compartidas… todo a una zona del cerebro, a guardarse con los pocos recuerdos que (esperaba) que sigan prosperando. Así, despacito y con el tiempo, descubrí que había adquirido un amigo, uno diferente (porque todas las estrellas en mi cielo son diferentes), del cual aprendería y al cual le enseñaría, alimentaría mi estrella y vería crecer mi flor… era un nuevo territorio para explorar y ambos estábamos listos.


viernes, 11 de abril de 2008

El Viejo





Todo lo que éstos miraban era en realidad algo superfluo.

A ninguno le importa el interior en éstas épocas, solo les interesaba lo de afuera, la apariencia, el símbolo; ni el significado, ni la esencia, ni la antigüedad valen.

Mientras todos observaban con su acostumbrada obstrucción mental, hacia aquella vidriera, yo me daba cuenta cada vez mas lo lejos que estaba de éstos sujetos (en todo sentido). Nunca volvería a ser como ellos, nunca los entendería, ni ellos a mí; tampoco surgiría de ninguno intentar comprender al otro. ¿Por qué se molestarían en comprender? Después de todo, es obvio que si ellos están ahí y yo aquí es por algo, ya pasé por eso… pero nunca más.

Tal vez crean que no me importa. Tal vez crean que así lo quiero, pero si piensan eso están equivocados. Nadie elegiría este camino. A nadie le gustaría estar en mi lugar en su sano juicio, pero tarde o temprano, casi todos ellos llegarán donde estoy yo, lo veo, lo siento… lo se; tengo esa certeza, aunque se que a ninguno le agradará, y tal vez sólo así me comprendan… si no se ponen en mi lugar es difícil que puedan entenderme…no solo a mi, sino a muchos de los que están como yo.

Sin embargo, llegué aquí y ahora no puedo volver atrás.

La vida es un laberinto, del cual uno a veces puede encontrar el retorno hacia el camino que tomó, otras veces no, y ya no se puede regresar, solo puede continuar hacia delante. Eso me pasó a mi, aunque creo que no estoy tan mal; igualmente, mi laberinto es todo hacia delante, no hay posibilidad de retorno alguno… hasta donde llegué nada puede volver atrás, por lo menos en éste caso.

De todos modos soy feliz a mi manera. Pero ellos no. No entienden. No saben, no piensan.

Para ellos soy solo la sobra, y ellos son lo justo, la medida necesaria. Yo soy solamente algo que no debería ser, mientras que ellos son lo original, lo nuevo, lo actual, lo que sirve y sobre todo, lo que vale, porque yo ya no valgo mas, porque yo ya fui usado y descartado.

Miré hacia atrás. Ya había buscado en cada esquina, no sabía que buscaba, pero cuando lo encontrara me daría cuenta… de cualquier forma no sabía donde recurrir.

Pasé cerca de los tontos que miraban con la boca abierta hacia un nuevo aparato tecnológico del cual no me interesaba nada de nada; no me detuve a mirar, no valía la pena, no volvería a caer en eso.

Era tarde, no reconocía donde estaba y nuevos tontos admiraban el aparato, en babia, parloteando sobre cosas que no entendía y no volvería a entender…. Palabras sin sentido escuchaba yo salir de sus bocas, pero no sabía que significaban.

-Vení, Pepe- me dijo una anciana que de pronto apareció junto a mi- es hora de volver a casa.

Y eso hice.


How





Death is but crossing the world, as friends do the seas; they live in one another still. For they must needs be present, that love and live in that which is omnipresent In this divine glass they see face to face; and their converse if free, as well as pure. This is the comfort of friends, that though they may be said to die, yet their friendship and society are, in the best sense, every present, because immortal.


William Penn, More Friuts of Solitude





jueves, 10 de abril de 2008

La Casa de Asterión

Sé que me acusan de soberbia, y tal vez de misantropía, y tal vez de locura. Tales acusaciones (que yo castigaré a su debido tiempo) son irrisorias. Es verdad que no salgo de mi casa, pero también es verdad que sus puertas (cuyo número es infinito) están abiertas día y noche a los hombres y también a los animales. Que entre el que quiera. No hallará pompas mujeriles aquí ni el bizarro aparato de los palacios, pero sí la quietud y la soledad. Asimismo hallará una casa como no hay otra en la faz de la tierra. (Mienten los que declaran que en Egipto hay una parecida.) Hasta mis detractores admiten que no hay un solo mueble en la casa. Otra especie ridícula es que yo, Asterión, soy un prisionero. ¿Repetiré que no hay una puerta cerrada, añadiré que ho hay una cerradura? Por lo demás, algún atardecer he pisado la calle; si antes de la noche volví, lo hice por el temor que me infundieron las caras de la plebe, caras descoloridas y aplanadas, como la mano abierta. Ya se había puesto el sol, pero el desvalido llanto de un niño y las toscas plegarias de la grey dijeron que me habían reconocido. La gente oraba, huía, se prosternaba; unos se encaramaban al estilóbato del templo de las Hachas, otros juntaban piedras. Alguno, cro, se ocultó bajo el mar. No en vano fue una reina mi madra; no puedo confundirme con el vulgo, aunque mi modestia lo quiera.

El hecho es que soy único. No me interesa lo que un hombre pueda trasmitir a otros hombres; como el filósofo, pienso que nada es comunicable por el arte de la escritura. Loas enojosas y triviales minucias no tienen cabida en mi espíritu, que está capacitado para lo grande; jamás he retenido la diferencia entre una letra y otra. Cierta impaciencia generosa no ha consentido que yo aprndiera a leer. A veces lo deploro, porque las noches y los días son largos.

Claro que no me faltan distacciones. Semejante al carnero que va a embestir, corro por las galerías de piedra hasta rodar al suel, mareado. Me agazapo a la sombra de un aljibe o a la vuelta de un corredor y juego a que me buscan. Hay azoteas desde las que me dejo caer, hasta ensangrentarme. A cualquier hora puedo jugar a estar dormido, con los ojos cerrados y la respiración poderosa. (A veces me duermo realmente, a veces ha cambiado el color del día cuando he abierto los ojos.) Pero de tantos juegos el que prefiero es el de otro Asterión. Finjo que viene a visitarme y que yo le muestro la casa. Con grandes reverencias le digo: Ahora volvemos a la encrucijada anterior o Ahora desembocamos en otro patio o Bien decía yo que te gustaría la canaleta o Ahora verás una cisterna que se llenó de arena o Ya verás cómo el sótano se bifurca. A veces me equivoco y nos reímos buenamente los dos.

No sólo he imaginado eso juegos, también he meditado sobre la casa. Todas las partes de la casa están muchas veces, cualquier lugar es otro lugar. No hay un aljibe, un patio, un abrevadero, un pesebre; son catorce [son infinitos] los pesebres, abrevaderos, patios, aljibes, la casa es del tamaño del mundo; mejor dicho, es el mundo. Sin embargo, a fuerza de fatigar patios con un aljibe y polvorientas galerías de piedra gris, he alcanzado la calle y he visto el templo de las Hachas y el mar. Eso no lo entendí hasta que una visión de la noche me reveló que también son catorce [son infinitos] los mares y los templos. Todo está muchas veces, catorce veces, pero dos cosas hay en el mundo que parecen estar una sola vez: arriba, el intrincado sol; abajo, Asterión. Quizá yo he creado las estrellas y el sol y la enorme casa, pero ya no me acuerdo.

Cada nueve años entran en la casa nueve hombres para que yo los libere de todo mal. Oigo sus pasos o su voz en el fondo de las galerías de piedra y corro alegremente a buscarlos. La ceremonia dura pocos minutos. Uno tras otro caen sin que yo me ensantgriente las manos. Donde cayeron, quedan, y los cadáveres ayudan a distinguir una galería de las otras. Ignoro quiénes son, pero sé que uno de ellos profetizó, en la hora de su muerte, que alguna vez llegaría mi redentor, Desde entonces no me duele la soledad, porque sé que vive mi redeentor y al fin se levantará sobre el polvo. Si mi oído alcanzara los rumores del mundo, yo percibiría sus pasos. Ojalá me lleve a un lugar con menos galerías y menos puertas. ¿Cómo será mi redentor?, me pregunto. ¿Será un toro o un hombre? ¿Será tal vez un toro con cara de hombre? ¿O será como yo?

El sol de la mañana reverberó en la espada de bronce. Ya no quedaba ni un vestigio de sangre.

-¿Lo creerás, Ariadna? -dijo Teseo-. El minotauro apenas se defendió.


gracias a mi profesora Marita también que me hizo apreciar lo que escribió este magnífico autor, todavía no se nada, pero pronto lo haré.

Jorge Luis Borges- La Casa de Asterion

martes, 8 de abril de 2008

Canelo


Canelo

“Todos tenemos algo

que mueve nuestras raíces

desde lo más profundo”


En verdad no sabía lo que estaba pasando.

Era un ejercicio práctico que sucedía a diario desde hacía unos cuantos días… los ruidos fuertes y ásperos duraban horas; sabía que cada vez se acercaban más… no se si era por percepción auditiva o porque en realidad lo sentía… lo presentía en mis raíces. De cualquier forma, ahora se que estaba en lo correcto.

Yo siempre plantado en el mismo lugar y mirando solo desde mi terreno, no podía darme cuenta lo que pasaba a unos cuantos metros… solo podía esperar a que se acerque ese eco profundo, o a sorprenderme por algún comentario que escuché de los amigos cercanos.

Si, es verdad que muchas veces me hice el tonto para con los demás… pero ¿Qué podía imaginar yo en verdad? Siempre paralizado y dentro de mi mundo. Además, ¿a quién le podía pedir ayuda? Si nadie mas veía lo que sucedía, yo no podía hacer nada.

Recuerdo la frescura del invierno cerca de mi… ¿Por qué a nadie le gustaba el invierno excepto a mi?... ¡no me importaba ser pelado o desprolijo! Me importa la frescura contra mi cuerpo… (Aunque entendía que nadie lo veía desde mi perspectiva), me gustaban las frescas y constantes lluvias que me refrescaban aún mas y luego veía desembocar en el río mas cercano.

Lo que siempre me ponía feliz eran los cantos, las rondas, las risas, (a pesar de que esos eran definitivamente en primavera y verano) pero me gustaba sentirme acompañado… creo que me dio siempre fuerza, voluntad y serenidad… y además me sentía privilegiado, porque (aunque yo era uno de los más jóvenes), era uno de los elegidos cuando se trataba de jugar, charlar, tomar mate con bizcochitos o incluso sentarse a leer un libro alguna tranquila y soleada tarde. Consideraba mis amigos a un grupito de niños que siempre me hacían compañía, siempre me abrazaban y jugaban conmigo… ¡tantas historias habré escuchado! Desde las leyendas urbanas, chismes de los adolescentes y confesiones de los más grandes; aunque esos no me prestaban tanta atención, pero yo los quería igual.

Mi favorita era Silvina, ella siempre venía con botellitas de agua desde su casa (que estaba alejada de mi lugar, como todas las demás) y también traía pinturitas blancas para ayudarme con cualquier eventual problema que podría tener. Ella siempre se quedaba conmigo, creo que algunos de sus pensamientos en voz alta eran dirigidos hacia mi, como si esperara que pudiera contestarle, como si se diera cuenta que la estaba escuchando, como si esperara un consejo. Y yo le contestaba… pero era obvio que no entendería lo que le decía… porque de mi boca nunca salió una palabra, aunque desde el fondo de mi ser, yo les respondía con amor.

Lo que me amargaba, y en verdad me entristecía triste eran algunas situaciones que solía presenciar. A veces persecuciones, almas que escondían algo… pero, gracias a Sacháyoj, nunca me pasó como a mi prima Betula, que presenció actos despiadados. Creo que si me hubiera pasado tal cosa, nunca podría haber seguido creciendo o estando tan contento…

Un día, el sonido definitivamente estaba a solo metros de mí, pero no quería mirar, no quería saber que es lo que podía pasarme. Me sentía tonto, inmaduro (aunque si, en realidad era inmaduro… no se si tonto)… esperé un poco y luego me decidí a mirar cuando el ruido bronco y áspero había cesado.

No lo podía creer.

¿Qué demonios había sucedido? ¿Todo esto pasó mientras yo no miraba?, o mejor dicho ¿mientras me hacía el tonto para no mirar?

Mis amigos no estaban allí, ni mis pares, ni los otros, los que jugaban siempre conmigo. Estaba solo. Me sentía desprotegido (y lo estaba en verdad).

Pero… no había nada allí, ni señal de nadie.

Los jóvenes no estaban cerca, seguramente chateando en sus casas, en la casa de algún amigo, descansando, estudiando… pero no cerca de mí… estaba solo, solo de verdad. De cualquier modo, ¿a quién se le ocurriría acercarse a éstas horas? Mañana sábado seguramente vendrían, pero tal vez ya sería demasiado tarde.

Temí por horas, nadie se había acercado, nadie. De cualquier manera, yo sabía que en la oscuridad, ninguno de esos jóvenes saldría de su casa, de modo que no los esperaba… solo un milagro podría salvarme… Pero ese milagro nunca llegó.

Al otro día, Silvina, junto a sus amigos llegaron por la tarde al bosque, era un sábado y, como todos los demás, se había quedado hasta tarde durmiendo. Pero la pereza de los jóvenes tuvo su costo, porque al acercarse vieron que, ni su amigo Canelo, ni muchos otros estaban ya vivos. Las grandes compañías habían ganado, el bosque había sido tirado abajo durante toda la noche y parte de mañana.

Una lágrima corrió por el rostro de cada joven, nunca más pasarían sus tardes en el viejo bosque bajo la sombra de los árboles. Esto sucedía en todo el mundo. Numerosos jóvenes ya lo vivieron, incontables están a punto de sufrirlo.

lunes, 7 de abril de 2008

Razones por las cuales enamorarte




Razones por las cuales enamorarte:



Nunca fui muy romántica ni novelesca, (y no pienso serlo); pero a veces hay algunos beneficios que debo aceptar cuando uno se enamora.

Me di cuenta solo cuando sentí que te perdí (aunque no fue así en realidad), hasta que no supe que no podría tenerte a mi disposición como antes… se que alguna vez podré, pero estoy segura que vas a estar ahí; porque no podés moverte; podrán modificarte, pero nunca cambiarte… tu aroma, tu horizonte, lo que vos me das… nadie ni nada puede dármelo.

La ventaja es que si te enamoras de una persona, ¿quién puede asegurarte que va a estar para siempre?... yo creo que solo Dios podría… tal vez, flasheando yo fui un poquito mas allá, y me enamoré de una ciudad, una zona especial de la cual nunca voy a poder “desenamorarme” porque es Mi Lugar, porque lo amo, porque lo siento dentro de mi, siento que me espera, como yo lo espero… se que no podría transformarse completamente, aunque las personas si… los humanos mueren, cambian, envejecen… las ciudades no, y yo me enamoré de una de ellas.

Puedo decir francamente que me enamoré de Mar del Plata, de aquella ciudad que tanto me dio, que tantos momentos felices me hizo pasar… desde mi barquito hundido hace tantos años frente a Constitución, hasta incluso el puerto, (aunque odie la pesca…) y no solo por boliches, el mar o alguna zona turística. A mi me gusta algo mas, algo que es difícil de explicar, muchos dicen que ésta ciudad es sucia o incluso que se llena demasiado en épocas turísticas… eso es debido a su hermosura, algunos podrán pensar diferente, pero yo siento y se que es mi lugar, y nunca, ningún otro sentimiento va a poder ser mas fuerte que la paz que me da Mar del Plata.

Mirar las olas, recostarme en la arena, caminar por las playas cuando ya todos se fueron, inclusive sentarme por las noches en la playa mas lejana a sentir ése impávido viento que tanto me hace feliz… ¡a mi me gusta usar sacos en verano!… jaja y en Mardel puedo hacerlo (un dato e color obviamente), pero tiene lo que me gusta, al odiar tanto el verano y su calor absurdo, un lugar ventoso, con clima voluble es para mi persona mas tranquilizador que mil píldoras juntas.

Mucha gente siente ese olor, no es cualquier fragancia, sino una específica…, inconmensurable, desigual, diferente…

Pienso que todos tenemos un poco de masoquismo encima… pero la decisión que tomé fue la correcta… te dejé, si… pero por lo humano, por lo que si envejece… pero sí es lo seguro. Al poder elegir entre vos, mi familia y amigos… los elegí a ellos… a los que no me van a dejar, los que están y siempre van a estar, los que también amo … eso no significa que no vaya a volver… (no me refiero simplemente a unas vacaciones), la vida tiene muchas vueltas… y uno nunca sabe cuando una quichinet en La Perla pueda estar esperándote… si uno quiere, puede… si uno lo desea con el alma, lo logra… no es un sueño, es un realidad, un futuro cierto, concreto.

Te amo, si. Con mi vida, porque desde que nací se que (mas que pertenecerme literalmente a mi como a muchos mas en el mundo) yo te pertenezco… no hay que haber nacido en un lugar para saber que perteneces a éste… tenés que encontrar lo que necesitás, lo que te complementa, lo que este lugar te brinda, pero que ningún otro lo hace… y yo lo encontré hace años… desde antes de nacer… te conozco como a mi culo (aunque vos sos una linda ciudad y de mi culo ni hablemos)… pero sin embargo puedo recorrerte todo el tiempo y nunca me aburro…

Un poco exagerado para algunos tal vez, pero bueno. Al que no le gusta q no lo lea… cada uno se expresa como quiere.

Mardel, puede decir de corazón que en verdad te amo .

Y me verás volver…

domingo, 6 de abril de 2008

Tanto Tiempo


Tanto tiempo...

Hace rato no voy a tomar un poco de aire fresco a mi esquina... era un lugar especial porque casi nadie sabía que ese costado tenía tan significante connotación...
Estando ahí respiraba cuando no había oxígeno y temblaba cuando no hacía frío... por abajo pasaban los autos... por la vereda se podía mirar hacia abajo... a cada rato: ruidos... “ruidos ruidosos”, dirían los poco expresivos... pero yo sabía q pasaba aquel transporte llamado como un prócer jaja "PRÓCER" solo para los billetes... para nada mas... como los de ahora...

Lo que si era doloroso era el caminar o el temer de la esquina... “la saliente muy salida”, para los que poco se expresan... éste margen q solo con alguien compartía... pero una simple esquina al fin... el lugar de mis sueños, profético diría yo... todos deliramos con encontrar ese lugarcito "the little spot" diría yo... pienso todos solemos tenerlo... pero a veces no lo encontramos pronto y pasamos una eternidad sin sentir lo q podríamos apreciar en segundos...

Porque lo que vendrá es incierto y va faltando cada ves un poco menos... para vivirlo... para decidirlo... porque nada está escrito hasta q no se decide... y después se cumple... porque no podría estarlo... o tal vez solo use el mismo medio para llegar a la única verdad, que no podrá ser descripta de otra forma mas sencilla y verídica que "el destino"...